El debate y su importancia en la democracia

por elpeledeista
0 comentario 110 vistas

Por: Félix Nova Hiciano

El Peledeista

Una de las características esenciales de los sistemas democráticos, es la realización de debates electorales, incluso televisados, entre los aspirantes que compiten por un mismo cargo electivo, ya sea a nivel presidencial, congresual o municipal. Resultan ser espacios idóneos para que los candidatos presenten sus propuestas y proyecten sus posiciones ante temas de trascendencia nacional, de una manera neutra, transparente e igualitaria. La importancia de esta figura radica en que:1-Promueve el ejercicio del derecho al voto de forma consciente, a partir de la información suministrada;
2-Los candidatos cumplen con su rol de dar a conocer y discutir, sus ideas y planes de gestión;
3-Le ofrece al votante/televidente comparar de manera inmediata, las propuestas y a los mismos aspirantes, pudiendo incluso detectar cuales propuestas se ajustan a la realidad de un país;
4-Se nivela la cobertura mediática entre los candidatos; y, por último, lo cual no significa que sea la menos importante,
5-Se contribuye a la eliminación de los mecanismos clientelistas que habitualmente se utilizan para promover a un candidato y, a la vez, influir en la intención del voto. Cabe destacar que en la gran mayoría de los países de la región se realizan este tipo de evento. Se ha introducido en los sistemas mediante la tradición o cultura política, como es el caso de Perú, Chile y México, por mencionar algunos. Mientras que en otros casos, es de carácter obligatorio, es decir, impuesta por ley, como sucede en los países de Brazil, Colombia, Costa Rica y Panamá, por ejemplo. Y fundamentalmente, conocer un poquito más al candidato que nos gobernará. En la actualidad en el Congreso Nacional se discute una reforma a la ley electoral(ley 275-97) donde unos de los temas que la población le interesa saber es sobre la posibilidad de debates a nivel presidencial, provincial y municipal ya que los dominicanos tenemos que rebuscar y encontrar, fuera de la forma de hacer política tradicional, nuevas herramientas con la que podamos descubrir a quien favorecer con nuestro voto, meciéndonos cambiar la forma de conocer mejor las intenciones de ellos a base del enfrentamiento.
Sí, es cierto que nuestro país no tiene la cultura política para que los postulantes se saquen el cassette tradicional, eviten los clásicos golpes bajos y blanqueen de una vez por todas sus mejores propuestas, realizables y en sintonía con las necesidades de la gente. La política implica asumir riesgos personales y colectivos. Tenemos que afrontar el debate de idea, y que exista honestidad intelectual y vocación de que cualquier intercambio beneficiará al pueblo. Hoy todo se mide, se calcula, todo es materia de especulación. Hay candidatos que se postulan que nunca proponen nada y, cuando lo hacen, es sólo para demoler lo que construyó el otro.
Tenemos que mantener y consolidar la democracia a cualquier precio, ella se fortalecerá más, cuando le hablemos con honestidad al pueblo, cuando elevemos el nivel del debate, cuando nos quiten o nos quitemos las caretas en confrontaciones, cuando respetemos la pluralidad y se superan dogmas para lograr acuerdos y es necesario partir de los elementos que unen y no de los que dividen al país.
Démosle al pueblo lo que necesita para juzgarnos cara a cara.

¿O tenemos miedo de ser descubiertos?

El Peledeista

También podría gustarte

Dejar un comentario

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?
-
00:00
00:00
Update Required Flash plugin
-
00:00
00:00